15/05/2007

Aun no te has conocido.

Desde mi interior brota el sentimiento que me une al universo, a todo lo que existe. Ahí, dentro de mi ser habita la semilla que contiene todo el Amor de Dios y es desde ahí que mi Ser se expande liberándome de las ataduras del pasado, del miedo, del dolor, para encontrarme conmigo mismo en un océano de luz, de Amor, libre para escuchar la melodía cósmica del Amor de Dios.

Todos y cada uno de los seres vivos somos sostenidos por ese flujo eterno de Amor, de sabiduría...Unidos permanentemente a través de nuestro corazón..somos capaces de crear tanta belleza, si solamente pudiéramos abrir nuestro Ser al amor, si permitiéramos que esa bella y eterna melodía nos llenara día a día, alejándonos de la apariencia, del miedo y de la separación.

Dentro de tu ser existe toda esa perfección, quizá no seas conciente de ella. Quizá no te sientas perfecto, bello. Quizá el día a día, los enojos, el trabajo, la rutina, te muestran aspectos de ti mismo que no consideras perfectos, bellos, quizá, eso te aleja de ti mismo, de tu interior...

Aun no te has conocido.

Ahí, detrás de todas esas capas sustentadas en el miedo, existe un ser majestuoso, hermoso que ilumina al universo con su luz, que alimenta a la tierra con su Amor. Esta ahí, vive ahí, dentro de ti, en tu corazón permanentemente. ..

Eres tu, es tu parte que esta siempre en sintonía con la melodía de Dios. Esta ahí, dentro de ti. Dentro de ese ser que consideras lleno de defectos. Ahí, dentro de ese ser al que juzgas día a día al mirarte al espejo. Eres tu, un ser majestuoso!

Ahí, minuto a minuto, segundo a segundo, eres perfecto, eternamente perfecto, mas allá de las apariencias de la vida, detrás de las capas sustentadas en la ilusión de la mente, en los miedos del mundo, eres perfecto y sin embargo, aun no te has conocido.

Así, desde nuestro interior brota el sentimiento que nos une al universo, a todo lo que somos y seremos. Dentro de todos y cada uno existe la semilla que contiene todo el Amor de Dios y es desde ahí que todas las capas que sustentan las apariencias de separación, de miedo y de dolor se desprenden, mostrándonos la verdad de nuestro Ser, unificado con todo lo que existe y es.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

TENGO UNA ENORME GRATITUD A TUS PALABRAS, TAN SANADORAS...

ANA

Anónimo dijo...

GRACIAS POR TU GRAN LUZ, QUE ILUMINA EL SENDERO DE QUIENES TE LEEMOS, Y SENTIMOS QUE NO ESTAMOS SOLOS, EN ESTE PEQUENO MUNDO SI NO QUE HAY TANTO,TANTO QUE DESCUBRIR Y AMAR....CON LA VIVA ESPERANZA DE QUE NO SE ACABA AQUI, BENDITO SEAS