17 may 2007

Llenando el vacio con nuestro Ser

A lo largo de nuestro camino nos encontramos en ocasiones atravesando limpiezas espirituales y mentales. Momentos de nuestra vida en los que nos replanteamos nuestras creencias, cambiando nuestros paradigmas, e inclusive nuestra conciencia sufre una severa transformación.

Al cambiar nuestros conceptos de la realidad que nos rodea, así como la percepción que tenemos acerca de nosotros mismos, somos renovados y transformados a un nivel muy profundo dando como resultado un salto en nuestra conciencia y en nuestra percepción.

Esas limpiezas internas son muy comunes en este sendero por el cual caminos, nadie de nosotros esta exento a atravesarlas, dado que son muy importantes en nuestro aprendizaje y evolución. Y es que, somos renovados, somos transformados día a día, el Ser se transforma como todo en la naturaleza, nada jamás permanece estático, sin cambio. Esa es la manera en la que dejamos atrás un poco de la densidad de nuestra vieja realidad, del viejo nosotros, para dar paso al nuevo amanecer de la conciencia.

Sin embargo, en el momento en que estamos atravesando una limpieza interior, podemos sentirnos perdidos, como si todo de pronto hubiera perdido su rumbo, como si aquellas viejas percepciones y sentimientos nos hubieran abandonado dejando únicamente una fría sensación de vacío interno, de silencio...

Eso sucede debido a que, como estamos dejando ir una gran parte de nosotros, de nuestra conciencia que ya cumplió su ciclo, así como viejas creencias y hábitos mentales, nuestra mente suele crear esa sensación de vacío, pues se esta desprendiendo de una gran parte de si misma que la hacia funcionar, es totalmente normal, sin embargo, puede llegar a ser atemorizante o confuso, ya que, la mente esta acostumbra a “saber” como son las cosas, esta acostumbrada a prever los resultados de cada acción y cada pensamiento, esta acostumbra a tener el control en todo momento y este nuevo lugar al que estamos llegando, al que esta llegando nuestra conciencia carece totalmente de esos parámetros con los cuales nuestra mente solía funcionar, eso crea la sensación de vacío, es como si estuviéramos dando un salto a través de una zanja, nuestros pies se desprenden del piso y flotan el aire por unos instantes antes de aterrizar en un nuevo lugar, del otro lado de la zanja, sin embargo para que eso sucediera tuvimos que dar un salto al vacío, permanecer por unos instantes sin nada que nos sostuviera y ese momento fue intimidante.

Al atravesar esas intensas limpiezas mentales suele sentirse que todo nos es removido: los viejos conceptos y creencias que estaban muy arraigados, aquellas viejas obsesiones y temores, actitudes nuestras que no corresponden a lo que creemos Ser, sin embargo, es en ese proceso que salen a la superficie y quedan frente a nosotros, para que podamos hacernos concientes de que, alguna vez encarnamos esa densidad. Para que hagamos un análisis de nosotros mismos y decidamos que deseamos encarnar ahora, que deseamos Ser y que es momento de soltar aquello que ya fue.
Es maravillosa la oportunidad de transformación que se nos da en todo momento, nada ni nadie nos juzga jamás! Dios, nuestro Ser Superior nos aman tanto! Simplemente nos permiten experimentar día a día, podemos transformarnos y liberarnos siempre que así lo queramos, siempre tenemos esa oportunidad y por eso, es tan maravilloso el poder experimentar estas limpiezas tan intensas, porque significa que realmente estamos ascendiendo, realmente estamos mas cerca de nuestra totalidad cada segundo.

Sin embargo, al atravesarlas es muy común que olvidemos el vinculo que nos une al Padre; que nos sintamos muy solos por momentos, que nos juzguemos, que nos sintamos defraudados...es normal...es una forma de ver las cosas nada mas, recuerda que siempre podemos experimentarlas desde otro nivel, otro punto de vista, otros pensamientos.

Veámoslo así, en el momento en el que estamos atravesando una limpieza mental, dentro de nosotros se esta creando un vacío, y es así, porque estamos abandonando viejos conceptos y pensamientos, y cada uno de ellos representan una vibración. Los pensamientos y sentimientos son vibración o sonido y ocupan un lugar en nuestro Ser. Es por eso que al desprendernos de ellos sentimos profunda tristeza y vacío, pues literalmente, estamos quedando vacíos! ahora, como el lugar que queda vacío en nuestra mente, en nuestra conciencia, representa una vibración y en el Universo NO existe el vacío, de inmediato por ley de atracción el Universo atraerá aquello en lo que pongamos nuestra atención, para de esa forma llenar el vacío que quedara en nuestro interior. De esa forma si nos enfocamos con temor en aquellas cosas que estamos dejando ir, únicamente las atraeremos de nuevo e inclusive con mayor intensidad si nos enfocamos intensamente en ellas renegando y juzgando lo que perteneció al pasado.

En ese momento, en lugar de asustarnos, o enfocar y juzgar aquellos aspectos que estamos enfrentando de nosotros mismos; aquellos conceptos e inclusive actitudes (llegan a ser actitudes de nosotros que ya creíamos olvidadas y superadas: odio, enojo, ira, etc.) en ese momento debemos olvidarnos de ello, dejarlo ir suavemente, permitir que se desprenda y fluya de vuelta al Universo toda esa energía densa que alguna vez encarnamos y concentrarnos en nuestro Ser, en aquello que sabemos que somos en esencia, debemos enfocarnos en nuestro corazón y en aquellas cosas bellas que sabemos que podemos experimentar si nos abrimos al amor. No es difícil, solo es cuestión de dejarnos fluir, todo en el Universo y la Naturaleza fluye sin esfuerzo, mantengamos eso en mente permitiendo que la energía y los sentimientos fluyan a través de nosotros.

Debemos invocar a nuestro Ser Superior, a Dios y pedir que llene el vacío que esta quedando en nuestro interior con nuestra verdadera esencia, para así, hacernos concientes de la verdad de nuestro corazón y encarnar realmente nuestra totalidad, nuestro amor, pues es lo que somos y hemos sido siempre! Y así, poco a poco llenar ese vacío con un poco mas de Nuestro Ser, de nuestra Luz y encarnar mas cada día el amor que siempre ha estado en nuestro corazón.

1 comentario:

Abundancia dijo...

Muy interesante. Mil gracias.