16/03/2007

La luz que brilla en nuestro corazón, La flamita en forma de Loto.

En muchas ocasiones he mencionado la importancia de conectarnos a nuestro corazón, de escuchar su llamado y fluir con su sabiduría. Pero quizá no me he tomado el tiempo de explicar en que radica esa importancia. Esta es la forma en que yo lo percibo:

Mas allá del corazón físico, aquel maravilloso órgano que nos mantiene con vida en este cuerpo de 3D, existe otro corazón, el espiritual; es el centro de la sabiduría y la vida para el ser y es mediante este corazón que podemos alcanzar estados de gracia y conectarnos a nuestro ser superior, a nuestra multidimensionalidad. Es nuestro templo interior, el punto donde encontramos a Dios, desde donde apreciamos la belleza de la vida y del universo. Como es el centro de nuestra vida, el corazón contiene los 3 aspectos o atributos de Dios: Voluntad, Amor y Sabiduría (Padre, Madre e Hijo) estos aspectos son UNO, indivisibles y conforma Todo lo que Dios ES, todo lo que SOMOS, todo lo que siempre hemos sido. Nada ni nadie puede acceder a este lugar sagrado sin nuestro consentimiento y nada ni nadie puede nublarlo JAMAS.

Es un portal que nos comunica con nuestra totalidad o Ser Superior, es mediante el corazón que nuestro ser físico se comunica y recibe el flujo infinito de amor, vida y sabiduria provenientes de Dios y es por eso que es tan importante detener el frenesí de la mente para focalizarse en la paz del corazón, escuchar las melodías provenientes del universo y de esa forma lograr comprender las cosas de una forma diferente, cambiando la perspectiva con la que percibimos el mundo y la realidad.

Este corazón, es como una flamita dentro de una flor de loto que brilla incesantemente a lo largo de nuestra vida, nos mantiene, nos nutre, es el centro del amor y de todos los buenos sentimientos que fluyen dentro de nuestro Ser.

En este planeta, la mayoría de los seres han mantenido cerrado el corazón espiritual, ya que este ha sido un planeta de densidad, donde se experimenta la dualidad, la separación y ha sido la mente o colectivo mental humano lo que ha sustentado la creación de la realidades en las que han habitado. el corazón ha sido ignorado y ha sido así porque donde existía la separación no había lugar para experimentar la Unidad con todo lo que Existe.

Sin embargo, hoy todos tenemos la oportunidad de abrir nuestro corazón a la verdad del universo, a la verdad interior. La apertura del corazón implica experimentar un inmenso e infinito amor hacia toda la creación, todos los temores y rencores se disuelven dentro de ese amor que todo lo cubre, es realmente un estado de gracia! Como nunca se había experimentado en este planeta y todo eso lo podemos alcanzar HOY!! Solo con desearlo, con permitir que el amor fluya y libere el corazón.

Nuestra flamita, el corazón de loto, se expande y cubre todo nuestro ser cuando permitimos que el amor fluya dentro nuestro, es cuando deseamos unirnos a la creación, a la melodía de vida que el universo ES, que la flamita se abre, se expande y se convierte en un hermoso Loto con sus pétalos abiertos, cubriendo nuestro Ser, cobijándonos con su amor. Ahí, dentro de nuestro loto, somos libres, plenos para fluir de regreso a lo que realmente somos: Dios.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Igual te parece atrevido... no sé, incluso ofensivo, pero ¿esto lo escribes tú?
Se te siente y se te lee joven, ¿me equivoco?

KAI dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Lo decía porque no son muchos los jóvenes que escriban -y que lo tengan- tan claro.

Un saludo!

KAI dijo...

Muchas Gracias por tu comentario!

Saludos!

Castela dijo...

Mi querido amigo, totalmente de acuerdo contigo, lo que pasa es que cada quien ve la verdad a su manera, unos le llaman la llama triple, el Cristo interno, el Yo Soy, etc. casi todos tenemos la información pero de manera distinta lo que causa a veces choques, porque cada uno quiere tener la verdad, pero olvidan que todos la sabemos pero no lo recordamos, y de igual manera, independientemente como le digas o como lo hagas, vamos al mismo lugar si esa es nuestra meta, bendiciones niño grande

felipemartinez dijo...

felicidades por fortalecer nuestro amor por dios y el universo, eso nos ayuda a buscar la felicidad plena que es a lo que venimos los humanos a este mundo. saludos desde comondu bcs mexico, puro choyero