26/06/2006

La auto compasión solo genera retrocesos.

El vivir experiencias desagradables desde un marco de conciencia humano, lleva siempre a generar un sentimiento de auto compasión, de tristeza y lamentación durante años. Estos sentimientos, generan retrocesos en nuestro crecimiento espiritual, ya que no son generados desde nuestra esencia, si no absorbidos y adoptados provenientes del colectivo humano. Estos sentimientos nos llevan a no poder asimilar la experiencia rápidamente y el aprendizaje adquirido mediante ella.

En ocasiones, estos sentimientos se arrastran de una vida a otra, generando lo que se llama karma (el karma solo existe en planetas de dualidad y no es ley universal, simplemente es parte del libre albedrío) que es nada menos que la incapacidad de asimilar la experiencia en el mismo proceso de vida. De esa forma, te otorgas a ti mismo, la oportunidad de hacerlo de una forma diferente y desde otro marco de conciencia en la vida siguiente.

Debemos recordar siempre que nos ataquen los sentimientos de auto compasión, que, cada momento de nuestra existencia y cada una de las condiciones en que la experimentamos, llevan un propósito divino, Diseñado por nosotros mismos. No se es victima de nadie jamás!!

Al cambiar la forma en que percibimos las cosas, pasando de una forma meramente humana, que se ve afectada y que sufre; a una forma espiritual y multidimensional, que permanece en contacto directo con su ser superior y de esa forma es capaz de ver el cuadro completo de todo aquello que la existencia ES, se borra automáticamente todo el aprendizaje pendiente por completar, se sanan las heridas acarreadas hasta este tiempo.

Quizás tu pienses que se te dificulta ver de esa forma, llevas años sin utilizar tus ojos espirituales y no comprendes como puedas llegar a conectarte con tu ser superior de una forma permanente. Pero, eso es muy simple, solo necesitas la intención para hacerlo. Y vibrar en amor, abrir poco a poco tu corazón y dejarte llevar con el flujo de amor y conocimiento que proviene de tu corazón.

Esa es la razón por la que se dice que los niños nuevos nacen sin karma. Simplemente son seres que no necesitan mas el aprendizaje porque están en contacto directo con su multidimensionalidad, de esa forma ellos ven el panorama completo de cada una de los acontecimientos experimentados durante todas sus vidas.

Como seres encarnados en esta tierra tenemos la responsabilidad de llevar la luz a todos los rincones del planeta. A través de nuestra vibración podemos afectar la vibración de la tierra y de todos aquellos que nos rodean de una forma positiva, elevándola y transformándola por el simple hecho de encarnar suficiente luz, amor y conocimiento, ya que estos emanan de nuestro campo energético. Podemos realmente, ser esa luz permanentemente, solo es cuestión de mantenerse enfocado en nuestra total realidad espiritual, sin dejarse afectar por el colectivo humano y permitiéndonos aprender y asimilar todas las cosas que hemos vivido.

No hay comentarios.: