15/06/2006

El Viajero

En un fluir constante de conocimiento e información, me encuentro a mi mismo navegando en las calidas aguas del infinito. Empapándome de experiencias, de aprendizajes nuevos y desafiantes. Recorriendo galaxias y universos en una búsqueda de la verdad interior.

Dios, que observa a través mío, me inspira a ser un canal del amor y el conocimiento que emana de el, llevando este conocimiento por caminos universales y dimensionales.

EL, es observador, es un amoroso observador que aprende a través de sus hijos y que enseña a través nuestro también y de esa forma, el aprende.

Todo cuanto existe es UNO, formado de la misma sustancia y por el mismo aliento divino. De esa forma existen infinidad de caminos posibles para recorrer, sin embargo la meta final es solo una y la misma: La unión de vuelta al Padre.

Si, recorro muchos caminos, aprendo y observo. Enseño cuanto me es permitido y si no alcanzo a nadie con ese conocimiento, no me desaliento, continuo mi recorrido porque ese es el deseo que emana de mi corazón y se, que si logro que una sola persona encuentre su camino hacia el Padre, habré cumplido con un propósito divino.

En mi andar, me observo a mi mismo en ti y aprendo de tus experiencias, porque comprendo que una parte tuya es parte mía también.

Soy un viajero, al igual que tu, en búsqueda de la verdad interior. Reconozco que el camino es simple cuando deseas hacerlo simple. Somos viajeros y observando nuestro entorno encontramos verdades grandes y universales. Encontramos respuestas en las cosas mas simples de la naturaleza porque a través de ellas se expresa la verdad y el conocimiento universal. A través de la naturaleza Dios habla en silencio y entona maravillosas sinfonías visuales.


Llevamos el conocimiento de la vida misma, en silencio, en nuestro interior.

Somos viajeros, recorramos juntos el sendero de la victoria, de regreso al Padre!!

1 comentario:

MANHY dijo...

Viajera que vuela
Expande y se eleva
transforma e inspira
el fenix del Padre
que eleva su vuelo...
Manhy