30/03/2013

Proyecto Conciencia Solar, tercera meditación mensual: el Renacimiento a través de la Red de Vida

Llegamos al tercer mes del año con gran celeridad, la Madre Tierra se mueve a través de la galaxia, a medida que el tiempo y el espacio se funden como uno. Grandes movimientos internos y externos hemos venido experimentando desde el 21 de diciembre y con este 21 de marzo se ha culminado el ciclo de limpieza de las viejas energías planetarias.
En esta ocasión, la Maestra Maria Magdalena nos ilumina con sus enseñanzas y con mucho Amor nos comparte esta meditación para sincronizarnos con los cambios que el equinoccio nos propone.

Les recuerdo que a partir del mes de febrero, las meditaciones del Proyecto Conciencia Solar las  publicaré para realizarse el ultimo día de cada mes. Y recomiendo, para aquellos que las realizan en grupos, tengan a bien reunirse el primer viernes de cada mes o como ustedes lo consideren apropiado.

En Amor y Gratitud, KAI

...

Canalización de la Maestra Maria Magdalena:


Renacimiento a través de la Red de Vida

Para la Madre Tierra los equinoccios son momentos muy especiales. Oportunidades que se nos brindan para mirar hacia dentro y simultáneamente liberarnos y florecer. Como una manera de mostrarnos su sabiduría la Madre Tierra ha elegido experimentar simultáneamente dos estaciones, por un lado, en el hemisferio sur la Tierra experimenta el otoño y en el hemisferio norte experimenta la primavera. Estas son dos estaciones complementarias, pues mientras que el otoño representa el desapego manifestado en una muerte simbólica, la primavera representa el renacimiento, así como la fertilidad, la expansión y el crecimiento.

Esta elección nos permite a nosotros, como habitantes de la Tierra en sincronía con su corazón y con su consciencia, experimentar esta simultaneidad en nuestro Ser. El equinoccio nos brinda la oportunidad de vivir a través de la fuerza del otoño la conexión con el desapego y permitirnos morir a través de la disolución de lo viejo. Despojándonos de nuestras viejas pieles, de las viejas energías, de los temores y simultáneamente renacer en la luz a través de la fuerza de la primavera, brindándonos la oportunidad de un nuevo comienzo. La Tierra es perfecta y en su belleza nos ofrece perfección.

Todo lo que ocurre a nuestro alrededor tiene un propósito. La Madre Tierra se proyecta a si misma y su sabiduría a través de sus elementos y seres vivos, para brindarnos el espejo a través del cual ver reflejada nuestra propia evolución y crecimiento. Ella nos brinda oportunidades para experimenta e interpretar la vida desde la consciencia mas elevada en el conocimiento del Ser. Con sus enseñanzas manifestadas a través de su simpleza, ella nos muestra los infinitos potenciales que la creación manifiesta ante nosotros. Si tan solo le permitimos ser y nos permitimos a nosotros mismos ser en ella. Conectar con su sabiduría y comprenderla a través de nuestro corazón.

La Madre Tierra jamas se cuestiona a si misma. Ni los principios de sus ciclos. simplemente los experimenta, entregándose completamente al flujo de la vida en comprensión de la Voluntad Divina. A nosotros como seres humanos nos cuesta trabajo movernos en nuestro proceso de despertar espiritual justamente cuando comenzamos a movernos en contra de ese flujo sagrado que la vida ofrece. Es cuando nos resistimos a los movimientos que la vida nos entrega. Es cuando luchamos para hacer prevalecer lo que nuestro ego desea continuar sosteniendo, que nuestro flujo interno de vida poco a poco se va distorsionando. Cuando nos cegamos a nosotros mismos, negándonos la oportunidad de nutrirnos con nuestras experiencias de vida a través de la humildad y el amor, en entrega a la voluntad divina. 

Con el otoño la Madre Tierra nos muestra la importancia del desapego, lo fundamental que es dejar morir aquello que ha comenzando a generar resistencia. Las viejas estructuras, los miedos, los apegos. El apego a relaciones nocivas o a emociones que carecen de amor y entendimiento, generan que nuestro cuerpo vaya enfermando y que nuestra consciencia se vaya nublando y que de alguna manera nuestro corazón comience a negarse la oportunidad de renacer, para fundirse con la conciencia de la totalidad, la unidad y el Amor.

Mayormente es el apego aquello que nos condiciona y que nos impide el flujo. Es el apego aquello que no nos permite avanzar. Aquello que impide el crecimiento.

La Madre Tierra con el otoño nos muestra la posibilidad que surge  a través de la experimentación del desapego. El desprenderte de ti mismo, de tus creencias, de tus juicios, e incluso de tus anhelos te abre la puerta a un renacimiento mas profundo. Te invita a conocerte y experimentarte con mayor profundidad y con ello te permites evolucionar y crecer en reconocimiento de tu propio ser a través de todo lo que te rodea. Sin juicio, sin expectativa.



Si nos damos la oportunidad de desprendernos de todo aquello que nos dificulta el camino, nos estaremos brindando la puerta a un renacimiento muy profundo.

Dejar ir lo viejo sin temor. Soltar todo deseo de control o de sentimiento de lucha nos abre la puerta una liberación profunda y la experimentación del renacimiento se da a través de la Luz.

Por ello la Madre Tierra nos muestra simultáneamente estas dos estaciones. Primavera en el norte y otoño en el sur. Al sincronizarnos con su corazón, GAIA nos invita a abrirnos, reconocer esta experiencia viva manifestada a través de estas dos estaciones que en realidad, son puertas o estados de consciencia. Experimentarles dentro de nosotros mismos es un regalo divino, una oportunidad sagrada para crecer y expandirnos en la totalidad a través de la fuerza de los elementos que viven en nuestro propio cuerpo.


Para GAIA, la primavera representa la expansión. Representa aquello que surge cuando tu te has permitido liberarte, desnudarte y despojarte de todo aquello que te condiciona. Cuando abrazas a la primavera dentro de ti,  abrazas a todo lo que es e invitas a la vida a manifestarse dentro de ti con todos sus matices, sin caretas y sin juicios. Cuando recibes a la primavera en tu corazón y le permites mostrarte su sabiduría y la fuerza que en su energía manifiesta, abres la puerta a una fuerza creativa y a un caudal majestuoso de energía divina dispuesta para ti, para la creación de tu realidad en alineación con la Voluntad Divina.



La primavera simboliza los nuevos comienzos, las nuevas oportunidades. Pues ahí donde el invierno dejo un vacio, la vida siempre lo vuelve a llenar mostrándote que los finales, son solo nuevos comienzos. 

Entregarse al flujo de la vida es permitirse que la vida se manifieste a través de ti.

Experimentar tu otoño y primavera es muy importante. Pues esto te permitirá expandirte en ese morir y renacer. Experimentar la entrega de todo sentimiento de lucha, control o resistencia para abrir tu corazón a nuevos entendimientos.

Cada vez que te resistes a aceptar las enseñanzas que la vida te entrega, de alguna manera te cierras al flujo divino y a la manifestación de la fuerza de vida en tu corazón. La lucha solo genera sufrimiento pues no es posible alterar el flujo de la vida ni aquello que de alguna manera, fue pactado por tu alma para su evolución. Cuando sufres por los aprendizajes que la vida te muestra, te estás resistiendo a experimentar la Voluntad Divina. Cuando deseas controlar tu realidad y controlar aquello y aquellos que te rodean, también estas alterando el flujo infinito de la vida. Dime, cuando con tu voluntad humana has logrado que un roble se convierta en un sauco?


Es nuestro deber aprender a aceptar las experiencias de la vida en humildad. Para reconocer que detrás de cada una de ellas hay una enseñanza sagrada que lo único que busca es conducirnos hacia la integración y la reconexión con nuestra sabiduría sagrada.
Todo tiene un propósito divino. Incluso aquello que aun no logras perdonar o comprender.
Por ello, es importante permitirse ser otoño, vivir su fuerza. Dejar morir aquello que simbolizaba tu lucha interior, solo para renacer y recibir la semilla de todo lo nuevo y lo bello que a tu vida llegara a través de la manifestación del plan divino inspirado en la fuerza de la primavera.

Con Amor, Maria Magdalena

...

En esta ocasión, la Red de Vida se abrirá una vez más para nosotros. Viajaremos a las profundidades del corazón de la Madre Tierra y dentro de su corazón nos permitiremos morir para renacer en luz,  reflorecer y reconectarnos con todo lo que es. Experimentaremos el perdón y el Amor.


Cada fractal individual de la red de vida se abrirá como una flor, manifestándose hacia la apertura para la recepción de la semilla de la Consciencia Solar. De modo que individualmente podamos renacer y con ello, impulsar al renacimiento de la consciencia humana. La Red de Vida florece en su interior surgirán flores de luz. Flores que llegaran para absorber la negatividad, el dolor y el sufrimiento antiguo.
Flores que como capullos renacerán para traer de nueva cuenta la luz al planeta y recibir la fuerza de los rayos del sol.

Una nueva consciencia está renaciendo a través de cada uno de nosotros y ha llegado el momento de experimentarla. De vivirla en su totalidad. De permitir que aquellas semillas de luz que están dormidas en nuestro interior florezcan, brindando amor y entendimiento hacia todo lo que nos rodea.

Las flores de la red de vida se expandirán a través de todo el planeta impulsándonos a renacer.
En medida que lo viejo muere la luz retoña y con ella la liberación y  la manifestación del Plan Divino para todos y cada uno de nosotros.




 
 
 
Les comparto las imágenes para la visualización de la Conexión con la Red de Vida:
 
 
 
Forma del fractal individual de la Red de Vida
 
 
 

Forma de sostener TU fractal Individual desde el corazón. impulsado por el Cristal Arcoris octaedrico que es tu Semilla Cristica latiendo dentro de tu llama interior.  
 
 
 
 
Esta es la Forma de Sostener e irradiar en sintonía con la Red de Vida, entrelazando nuestros corazones en Amor, sostenemos esta Gran Red y cada vez que irradiamos Amor, sanación y Transmutación hacia la Tierra e invocamos al Ser interior de nuestras Hermanas y Hermanos a la distancia, la Luz y la Sanación se extienden por todo el Planeta!   
 
 
Para quienes recién se suman y no conocen la Red de Vida, les comparto el enlace a la canalización
 
Recuerden, tanto las Meditaciones como la Activación del Punto de Luz pueden hacerlo en grupo o en solitario. 
Donde exista una persona dispuesta a Servir el universo entero acude en Ayuda!
Les envío un gran abrazo e infinito Amor!



No hay comentarios.: