17/08/2012

Aceptación, Vacio, desapego. Voluntad Divina en Acción

Las experiencias que la vida nos muestra son siempre catalizadores del cambio, la renovación y el aprendizaje. En todo momento estamos creciendo, aprendiendo, moviéndonos a través de la espiral de la evolución. Sin embargo en nuestra consciencia esta la capacidad de percibir o no ese movimiento y sacar provecho de cada una de las circunstancias que se nos presentan, para darnos un impulso en nuestra ruta evolutiva. 

Cuando caminamos a través de nuestra vida con profundos sentimientos de miedo, constantemente estamos creando apegos y caretas, que no nos permiten fluir y soltarnos a ese flujo divino de enseñanza, por lo tanto nos convertimos en ciegos seguidores de viejas estructuras sostenidas en nuestros miedos.  Ya el miedo genera en nuestro interior el deseo de crear una base sobre la cual asirnos, porque generalmente tenemos miedo a perder esa seguridad y quedar vulnerables o vacios. 

Por ello, creamos caretas, acciones y reacciones de modo que podamos seguirnos protegiendo. Con ello deviene el apego. Nos apegamos a nuestra forma de ser, nos amoldamos a nuestra personalidad, nos centramos en el ego y en base a ello le damos forma a las creencias que con el tiempo se transforman en dogmas. 

Bien, el Miedo y el apego son solamente una ilusión. Creada por el aparente sentimiento de soledad y desconexión de la Divinidad, proveniente de la incomprensión de nuestros aprendizajes como un proceso evolutivo elegido desde nuestra alma mucho antes de encarnar.

Cual es nuestro reto entonces? Como podemos nutrirnos verdaderamente de las enseñanzas que nos trae la vida y con ello evolucionar?

No es a través del sufrimiento, como tanto se nos ha hecho creer. Es a través de la aceptación y el desapego, entregándonos a la  Voluntad Divina. Así como el entendimiento centrado en el conocimiento de que nuestras experiencias de vida son los catalizadores de la evolución. Tanto el Karma como el Dharma son elecciones y rutas elegidas por nuestra Divinidad para llegar al entendimiento profundo de la Vida y a su vez el propósito de todo es volver a la Esencia Sagrada de Todo lo que ES. 

Cuando nos hacemos preguntas, cuando dudamos de las cosas, cuando optamos por ver mas allá y no quedarnos conformes con creer una verdad a ciegas; no somos nosotros desde nuestro ego dudando y juzgando, es el universo mismo doblándose y cuestionándose a si mismo, cuestionando la realidad ilusoria para ir mas allá y crear una nueva. Encontramos respuestas a través de los demás, pero aquello que nos impulsa a dar verdaderos saltos dimensionales son las preguntas que nos hacemos a nosotros mismos. Preguntas que nos convierten en verdaderos viajeros dimensionales y no en simples creyentes ciegos. Por lo tanto, la clave del despertar esta en el desapego y en la aceptación, soltar todo aquello que creemos que somos y tenemos y rendirnos a al vacio.
Se que has sufrido mucho en tu vida. Todos hemos sufrido. Pero si eliges dejar de ser victima de las circunstancias y alinear tu ego al corazón, podrás ver que la vida es una valiosa enseñanza. 

Todas las vivencias, incluso las mas dolorosas nos pueden llevar a ser mejores seres humanos. Si nos damos la oportunidad de desprendernos de todo los sentimientos de pertenencia y apego, que no son mas que caretas que nos mantienen en continua lucha, dejaremos de sufrir. Sufrimos por temor a perder, sufrimos por temor a sufrir, sufrimos por temor a quedarnos vacios. Es en el vacio donde encontramos el silencio y es en el silencio donde encontramos la humildad Espiritual. 

Somos Seres Divinos, Si. Lo Somos, pero siempre debemos permanecer alertas, puliendo nuestros aspectos egoicos, tener humildad, aprender a valorarnos y valorar la Vida. Amar sin esperar nada a cambio y solo SER. Decir lo que sentimos. Si! Somos creadores! Pero si continuamos creando desde el ego, impulsados por nuestros miedos, continuaremos creando dualidad. Creer es crear, pero hay que alinear primero aquello que creemos con la razón del corazón, desprendiéndonos de todo aquello que creemos que debería ser, para solo Ser, en entrega total, abiertos a las enseñanzas que llegan a nuestras vidas, sin apego, rendirnos al flujo, entregar la voluntad de nuestro ego a la Voluntad Divina.

Las mejores espadas se forjan a través del intenso y duro calor. Y la espada es una representación de la verdad y la justicia Divina.  El Camino del Guerrero es solitario, porque solo el Guerrero lo puede recorrer en el silencio interior de su corazón. Si hay sufrimiento en tu vida, comprende que es el intenso calor alquímico que te puede transformar a través del Silencio y la contemplación en una poderosa espada de la Verdad y la Justicia Divina. Despréndete de tu ego que te dice que sientes dolor. El Ser Divino acepta en humildad y entrega total, cada circunstancia en nuestra vida es una oportunidad para transformarnos en Mejores Seres Humanos. Cada circunstancia de nuestra Vida es una elección de aprendizaje tomada por nuestra Alma mucho antes de encarnar. Recordemos eso y entreguemos todos nuestros miedos, apegos y sentimientos de lucha en las manos de la Divinidad.

El Maestro Jesús hace mucho tiempo dijo “Hágase tu Voluntad y no la mía” la clave de la evolución y la eventual ascensión radica en la entrega total a la Voluntad Divina a través del profundo Amor. Rendirnos a través de la aceptación, dejar a un lado la lucha y la resistencia. Y solo SER en Amor. 

Amar profundamente significa dejar ir todo aquello que creemos que debería ser y permitir que suceda lo que es mejor para el SER en cada momento.  

Demos Gracias por las vivencias duras. Transformemos nuestros cuerpos en un cáliz alquímico donde el dolor de paso a la verdadera sabiduría del Ser. Rindámonos a la Voluntad Divina y permitamos que el flujo de la Vida nos conduzca al lugar correcto y a la evolución.

Somos Bendecidos en Amor y Alegría Siempre.

1 comentario:

Reina Haber dijo...

Mu agradecida por un comentario tan actual, estamos rodeados de muchas emociones, sentimientos y tendemos a equivocarnos y a olvidar que realmente si estamos aqui y ahora es porque somos capaces de estos momentos, tenemos que enfrentarlos con amor y la dulce resignacion del valiente que sabe lo que significa rendir el cuerpo pero no el alma...gracias Kai, te quiero mucho hermanito, gracias por todo...que sigas igual y mejorcito!!! besos