20/04/2008

Comunicándonos sin barreras; hablando desde el corazón

A lo largo de nuestra vida, aun cuando seamos personas realmente espirituales, las relaciones interpersonales que vivimos suelen verse empañadas por defectos en la comunicación, lo cual genera discusiones y malos entendidos. Y es que, en esta dimensión en particular, la comunicación de nuestros pensamientos e ideas están siempre cubiertos por una coraza que nos impide mostrar nuestros verdaderos sentimientos, así como nos impide percibir los sentimientos de las demás personas.

Solemos convertir las conversaciones en debates y en agotadoras competencias por obtener un vencedor, ya sea aquel que posee la absoluta razón o aquel que ha logrado obtener los mejores logros en su vida, o aquel que sabe dominar mejor su vida, en fin, ejemplos hay muchísimos, sin embargo, predomina un común denominador: vencer al otro.

Incluso en nuestras relaciones de pareja, la comunicación deja mucho que desear. Existen parejas que se aman muchísimo, que pueden ser incluso llamas gemelas y aun así no están exentas de sufrir peleas y discusiones en su diaria convivencia, debido a la mala comunicación y a la incapacidad de expresar y percibir los sentimientos desde el corazón y no desde el intelecto y el entendimiento del lenguaje.

Al ir creciendo aprendemos a hablar y comunicar con palabras lo que sentimos y pensamos. Sin embargo, a medida que vamos creciendo, nos vamos dando cuenta que es mejor protegerse y no comunicar abiertamente nuestros sentimientos, vamos cerrando nuestro corazón y comenzamos a únicamente a hablar por hablar, a no decir lo que verdaderamente se siente y se piensa. Aprendemos a herir a las personas para no ser nosotros heridos. Y aprendemos que, en la vida siempre se trata de ganar o perder, de esa forma, nuestras comunicaciones siempre se ven afectadas por esa necesidad de ganar. Buscamos siempre ganar, aun cuando no tenemos la razón, puede mas el orgullo y la sed de triunfo natural del ser humano.

Esa es la forma en que se comunican las personas en este mundo, en esta dimensión. Predomina el miedo (a perder) y como tal, surge la necesidad de protegerse, creando una barrera alrededor de nosotros, la cual se encargara, durante el resto de nuestra vida de comunicarse con los demás, impidiendo así, que nuestros sentimientos emerjan. Así como de protegernos de que los sentimientos de las demás personas nos alcancen, por temor a ser heridos.

Y es que, en este mundo, no sabemos realmente como comunicarnos, tenemos lenguaje y un sin fin de palabras, pero olvidamos siempre que la comunicación no consta únicamente de palabras. La comunicación en realidad va mas allá del lenguaje y su base mas importante radica en la energía y en la forma en que la movemos a tratar de expresarnos.

Podremos entonces, comunicarnos de la forma adecuada algún día?

Creo que si. Lo que sucede es que, hemos olvidado como hacerlo. Nos hemos acostumbrado a esta única forma que conocemos en este mundo y hemos olvidado la naturaleza de nuestro corazón.

La comunicación, aun cuando no somos conscientes de eso, consiste en dar y recibir energía. Al expresarnos estamos emitiendo energía y vibración, y esa energía fluye de una persona a otra, sin embargo, puede hacerlo en armonía o en desarmonía y dependiendo de cómo fluya esta energía se dará la comunicación.

Seré un poco mas especifico. En los planos superiores, los seres nos comunicamos emitiendo energía y amor. Las palabras no son necesarias, los seres perciben la energía y comprenden a la perfección lo que el otro ser esta transmitiendo y de esa forma, manteniendo un equilibrio perfecto entre mente y corazón, esta energía se traduce en imágenes y sentimientos, no cabe lugar a malos entendidos ni discusiones, pues no hay nada oculto, las palabras no llevan un doble filo, solo transmiten la verdadera intención y el verdadero sentimiento.

Aquí en la tierra, nos comunicamos emitiendo energía también, sin embargo, esa energía va acompaña de palabras, que no siempre son resonantes con la energía; esa es la diferencia con los planos superiores, la supresión de los sentimientos y la existencia del lenguaje como única forma de comunicación. Es decir, puede ser que digamos una cosa opuesta a la que estamos sintiendo, por temor a ser lastimados y de esa forma, la otra persona percibe una discordancia entre la energía y las palabras y surge el conflicto. No logramos comprendernos, no logramos hacer ese contacto entre corazón y corazón, quedando únicamente una comunicación de barrera a barrera y de esa forma, jamás nos entenderemos.

Quiza por eso el mundo esta en caos, porque las personas han dado la espalda a la naturaleza de su Ser; porque solo les interesa ser vencedores en un juego en que no debería existir vencedor. Porque han creado corazas alrededor de su ser y han impedido que la verdadera belleza de su alma se refleje en todo lo que son, en sus palabras, en sus sentimientos y en su expresión. Por eso no nos entendemos, por eso existen guerras y conflictos, porque no nos escuchamos, porque no permitimos que la energía fluya en armonía entre unos y otros y porque siempre, buscamos ganar.

Yo los invito mis queridos hermanos, a que analicen la forma en que se comunican y que, en base a lo que descubran, hagan los cambios necesarios.

La esencia de la armonía consiste en dar y recibir. No en protegerse y tratar de controlar para ganar. Permitan que sus sentimientos afloren y que sus palabras, reflejen sus verdaderos sentimientos. Así mismo, escuchen a las personas, reciban las palabras acompañadas de energía, aun si no están de acuerdo con los pensamientos, sentimientos o con las ideas que el otro les desea transmitir, permitan que su verdad les llegue, tomen aquello que les ayude o sea resonante con Ustedes y lo que no, déjenlo ir, sin devolverlo hostilmente a fin de ser Ustedes los vencedores, sin tratar de destruir lo que el otro esta expresando, solo porque no están de acuerdo.

La vida no se trata de ganar o perder. La vida es en realidad dar y recibir.
Así es la vida en los planos superiores, y al final de cuentas no es hacia allá a donde nos dirigimos? a donde estamos deseando residir.


Vale la pena comenzar a vivir desde ahora desde nuestro corazón, permitiendo que sea nuestro ser espiritual el que se comunique y guie nuestro accionar y no aquellas corazas y barreras que hemos creado y que solo nos causan sufrimiento. Es irónico, pues esas corazas originalmente las creamos para protegernos y no sufrir, pero, en realidad, solo causan sufrimiento, pues sabemos muy en el fondo que estamos obrando en contra de nuestra naturaleza y que, en la medida que nos protegemos, nos estamos alejando de nuestro ser espiritual.

La verdadera naturaleza de nuestra vida y de nuestro Ser, es compartir, dar y recibir la esencia de lo que somos. Dar y recibir energía y amor, permaneciendo siempre en un flujo armónico en ese ir y venir de energía.

Los bendigo infinitamente desde el fondo de mi corazón.





6 comentarios:

María Marcela dijo...

Gracias Kai, por este mensaje tan clarificador para cada uno de los que estamos despertando. Tu Amor se expande divinamente.
Gracias querido amigo!!!

Mar

Lidia M. Domes dijo...

Qué hermoso mensaje, Kai, tu claridad es asombrosa.

Besos,

Lidia

Anónimo dijo...

Bendiciones mi querido Kai,

El desafío para nosotros como humanidad encarnada consiste en aprender a vivir en pureza de intención integrada a la acción amorosa del corazón.... en el momento en que aprendamos a comunicarnos desde este nivel energético lograremos transformar todas nuestras vivencias y como dices la comunicación es esencial para alcanzar este espacio de energía...

Como siempre quedo a la espera de tus reflexiones... un abrazo con amor...

Javier

Silvia dijo...

Hola Kai!!!
Maravilloso tu escrito!!!

Me emociona de verdad!!
Aprendamos a comunicarnos con mucho amor, con alegría!!
Que todos te vean a Ti Senor cuando me miren!!

Gracias Kai, sos un ser magnífico!!!

En mi blog publique un texto tuyo, bellísimo Un nuevo amanecer.

Dios te bendiga!!!! Silvia

mariagabriela dijo...

gracias kai es sooo true,mi alma siempre ha sufrido al verse entre esas energias de guerra de poder cuando solo lo que ansia es dar y recibir aceptandolo todo,que facil es..a ver si con esta luz que me traes hoy algo en mi cambia en mi comunicacion,mucho amor prara ti.MG

Anónimo dijo...

Hola, agradecerte tu claridad. Me ha servido para comprender con mas claridad un intercambio del que hablas que me ocurrio precisamente anoche, y dandole vueltas no podia dormirme. Ahora esta todo mas claro. muchas gracias
susana