17/02/2008

El Letargo de la Conciencia

Te has preguntado, quien eres? Que haces aquí? Que hay mas allá en el universo, en aquello que no podemos ver??

Todos nos hacemos esas preguntas, el hombre siempre ha intuido que hay mas de lo que sus ojos físicos pueden ver, ha intuido que el mismo es mas de lo que puede explicar con palabras y que hay algo mas allá de la realidad en la que habita día a día, algo que no se puede explicar con su mente finita y sin embargo, la inquietud existe y las preguntas rara vez son respondidas.

Y es que, realmente no hemos sabido donde buscar.

En la ciencia o en la religión?? Cual de las dos nos podría dar las respuestas correctas, sin llevarnos a un manojo aun mayor de interrogantes?

El hombre, para saciar su curiosidad ha buscado en la ciencia las respuestas a lo tangible, a los misterios que causan el origen de la vida, en la química y la biología y sin embargo, por si solas no pueden responder a los misterios de lo intangible, de aquella sutil energía que rodea todo la vida, de aquello que nos mantiene vivos, de aquellos pequeños milagros que se manifiestan día a día.

Y así, nació la religión, aquel rígido compendio de leyes que pretende dar las respuestas a aquel origen sutil e intangible de la vida. A lo largo de la historia sucedió que, cada cultura comprendía esos misterios a su manera, cada una encontró que existe un origen que es todo amor y sabiduría y sin embargo, cada cultura adapto ese origen a su conveniencia convirtiendo la religión en una lucha política mas que un bálsamo espiritual, desvirtuando aquellas posibles respuestas que en ella se pudieran encontrar.

Y es que, quizá, las respuestas no se encuentren al separar una de otra. La ciencia y la religión están íntimamente ligadas y es cuando se mira al universo desde ambas perspectivas que podemos tomar otro enfoque y aquellas interrogantes van encontrando una a una su propia respuesta. No podemos separar aquello que es uno, pues al separarlo surge el desequilibrio, es por eso que la humanidad ha vivido a ciegas, es por eso que se cayo en un letargo de la conciencia desde donde se es incapaz de explicar el mundo que le rodea.

No es buscando en el exterior que podremos explicar lo que vibra dentro de nosotros mismos.

El hombre intuye que hay mas de lo que puede explicar, el hombre siempre ha intuido que mas allá de su vida diaria existe algo mas, que el mismo es mas de lo que puede percibir y explicar con su mente finita...Aquello que intuyes es tu propia divinidad.

Si! Todas esas interrogantes han surgido a lo largo de tu vida porque sabes, lo sientes en cada una de tu células, que eres Dios, que mas allá de este mundo que puedes percibir con tu mente, existe un universo de luz y energía que penetra todo cuanto existe dándonos forma, dándole forma a nuestra realidad.. Esa sensación de vacio, de que algo falta en tu vida, pero no sabes que es, es la necesidad de tu alma por reconocer a cada una de tus partes, pues, todos y cada uno de nosotros estamos ligados, nuestras vidas se entrelazan por la energía que nos da vida.

Realmente no estamos separados y por eso es que existe tanto sufrimiento en el mundo, las personas se lastiman, pero, en realidad están lastimando otra parte de si mismas y por eso es que sienten dolor. Las personas lastiman a su planeta, a su hogar y solamente se están lastimando a si mismas, pues es que en realidad, estamos todos ligados y nuestras vidas permanecen entrelazadas por siempre, unos a otros, la humanidad, los seres animales, vegetales y minerales que componen la existencia en este planeta.

Quien eres?? Que haces aquí?? Que hay mas allá de este mundo??

Eres Dios y todo aquello que nos rodea es Dios!!!

Dios es energía, es aquella sutil energía, aquel amor infinito que no podemos ver, pero si podemos sentir. Dios ese poder creador al que hace mención la religión. Y sin embargo, Dios es también aquella poderosa energía indestructible, aquellas pequeñas partículas de luz llamadas átomos, moléculas y protones que jamás se destruyen y únicamente se transforman, a los que hace mención la ciencia.

Ciencia y religión. Son tan parecidas, ambas hablan de lo mismo y sin embargo, permanecen separadas.

Llegara un día en que despertemos de ese prolongado letargo de la conciencia en el que hemos permanecido a lo largo de los siglos y podamos por fin ver mas allá de lo visible; para poder presencia el nacimiento de una nueva forma de vida y pensamiento, en el que no exista mas la separación ni el dolor. Donde no existan duales, solo distintos aspectos de una misma esencia unificada, aspectos que se complementen uno a otro en armonía perfecta.

Llegara el momento en que, la disputa por ver quien tiene la razón termine, y todos podamos ver que siempre hemos hablado de lo mismo y solo hemos utilizado diferentes palabras para explicar nuestros sentimientos y sabiduría.

Llegara el momento en que esta tierra presencie el matrimonio entre la ciencia y la religión, entre lo blanco y lo negro, la luz y la oscuridad y surja a la luz del universo una nueva humanidad, una nueva raza con conocimiento cósmico, milenario, único en el universo como solo en este bello planeta se podría dar!

Estamos a punto de presencia el despertar de un prolongado letargo de la conciencia!!

Estas preparado!?



5 comentarios:

Anónimo dijo...

SI .. por supuesto que estoy preparado, de hecho toda mi vida he estado generando esa forma unificada y armónica, para ello he necesitado encontrarme con mi Santo y mi demonio interno... con cada una de las fases de mi Ser... con lo bueno y lo malo, con lo sabio y lo ignorante, con la víctima y el perpetrador, esta división la generó la involución que requerimos experimentar como almas individuales, para integrarnos al evolucionar en el Gran Todo que conformamos, mas cada experiencia, cada paso es un acercamiento a esa conciencia de Unidad que se está gestando y ya no puede ser detenida... cada uno y cada cual está presenciando el proceso de unificación... como Humanidad nos comprometimos a descorrer el velo que separa lo Material de lo Espiritual, ese es el compromiso que adquirimos eones atrás con el Gran Espíritu Creador, unificar ambos mundos... para ello es necesario primero unificarlo en nuestro Ser, por medio del Amor, amándonos a nosotros mismos, para que desde ese amor auténtico podamos amar a todo lo que nos rodea... Solo a través del amor se logra la unificación, el Amor es la respuesta, el amor toma toda la experiencia, y genera comprensión, la mente siempre verá las cosas en forma dual y solo se integra a través del corazón... Así que aprendamos a vivir mas desde nuestro corazón . Estoy totalmente convencido que estamos listos para dar ese gran paso hacia el Despertar...

Gracias por el nuevo regalo, bendiciones, te quiero mucho,

Javier

Lidia M. Domes dijo...

Si, Kai, somos parte del Todo, y somos reflejos de todo lo que es...
Por eso debemos trabajar en nosotros mismos, mejorarnos, para que el mundo mejore... alegrarnos, para que la alegría se expanda... buscar la Paz en nuestro interior para que la Paz llegue al mundo...

Gracias, Kai, es hermoso tu escrito, como siempre, lleno de Luz y de Amor!!!

Abrazos!!!

Lidia

Lidia M. Domes dijo...

Hay un presente para ti en mi blog:

http://los-ojos-cerrados.blogspot.com/

Te espero...

Lidia

KAI dijo...

Hola Javier!
asi es mi hermano! lo tienes bastante claro!!
Estoy de acuerdo en que debemos integrar nuestra polaridad, dejar la dualidad y entrar en la unicidad para que de esa forma se expanda ante nosotros la verdad!! Cada uno a su manera y a su tiempo esta experimentando ese matrimonio, como Yo le llamo, que no es otra cosa mas que la unificacion de cada una de sus partes.
Un abrazo inmenso y gracias por visitarme!!

KAI dijo...

Hola Lidia!!
Si! asi es, somos creadores de nuestro mundo, de nuestro entorno, pero, para que nuestro mundo cambie y se unifique, primeramente debemos unificarnos nosotros mismos. Como es arriba es abajo,como es lo interno es lo externo.

Muchisimas gracias por el presente!! Te lo agradezco de Todo corazon!
Un abrazote y gracias por ser y estar!!