19/01/2007

De frente al sol

Cierro los ojos y tomo un respiro, haciéndome conciente de todo lo que me rodea.

Respiro.

Aquí, frente al sol, siento la energía del universo, el amor de Dios. Poco a poco mi ser se llena de luz….concientemente dirijo esa luz y ese amor a través de todo mi cuerpo, percibiendo cada célula, cada fibra. Al hacer esto, me hago conciente que todo esta unido por este amor, que es amor lo que mantiene unidas mis células y mi cuerpo, es amor lo que me da vida y es amor lo que le da vida a todo lo que existe en todo el universo, en todas las dimensiones.

Me hago conciente de eso.

Respiro amor.

Respiro el amor de Dios.

Lo dirijo a cada célula de mi cuerpo y este, se llena de luz.

Ahora dirijo mi atención a la tierra, a las personas que forman parte de mi día a día, observo, percibo y siento que ellos también son Dios, que su ser se mantiene vivo con amor. Y que es el amor lo que nos unirá al final del viaje.

Me hago conciente de eso.

Respiro amor.

Respiro el amor de Dios.

Lo dirijo a cada ser que forma parte de mi vida y ellos se llenan de luz!

Ahora dirijo mi atención a la naturaleza, a cada ser y elemento que conforma este bello planeta, siento el amor que los mantiene unidos como uno, es amor lo que crea y sostiene la vida en este planeta. Estos seres son amor, son vida.

Me hago conciente de eso.

Respiro amor.

Respiro el amor de Dios.

Lo dirijo a cada ser que forma parte de este planeta y ellos se llenan de luz!

La tierra se llena de luz!

2 comentarios:

Francisco dijo...

Padrísimo. Realmente trasmites la Energía que experimentas en el momento - y la pones en Palabras !

lau dijo...

Realmente muy bello, se puede sentir la unión y la armonía, la paz.
GRACIAS!
ABRAZO EN LUZ!
Lau